VLADIMIRA

(Marcada por el SIDA)

Ucrania sufre una de las peores epidemias de VIH/SIDA en Europa, principalmente debido al uso de drogas inyectables y por contacto sexual. En 2017 hubo 15.000 nuevos casos y en total son unas 240.000 las personas infectadas en este país. “Cada persona vive la vida que tiene que vivir, es el plan de Dios”, dice Vladimira. Ella afirma orgullosa que su nombre significa “dueña del mundo”. Quién lo diría al verla. El SIDA se hace visible en su cuerpo, y la droga la ha consumido hasta hacerla parecer un cadáver. No son pocas las ocasiones en la que ha estado al borde de la muerte por una sobredosis. La llama de Vladimira se extingue lentamente, pero no su esperanza. Aún confía en que su vida cambiará.